Restricciones en Venecia


La hermosa Venecia está tomando acciones para proteger la ciudad que a tantos ha enamorado. Desde el próximo verano comenzarán a cobrar una cuota de admisión a los turistas y ya han puesto restricciones a los grandes cruceros.

Esto no es nuevo. Durante muchos años han tenido el tema sobre la mesa y hasta la UNESCO le hizo varias recomendaciones a las autoridades gubernamentales venecianas para mantener en buenas condiciones este lugar considerado Patrimonio de la Humanidad.

Se estará cobrando un cargo que fluctuará entre los 4 y 10 euros, por persona, dependiendo la temporada. También se instalarán tornos peatonales en las principales vías de acceso. Y se adelantó que no solo cobrarán sino que además limitarán la cantidad de visitantes que podrán acceder a este destino turístico cada día, por lo que se sugiere reservar entradas. Y es que la multitud que se da cita en las estrechas calles y canales ha alterado no solo la infraestructura sino también la vida de los residentes y comerciantes. Este pequeño territorio recibe entre 25 y 30 millones de visitantes cada año.

En cuanto a los grandes cruceros, se está prohibiendo atracar cerca de la ciudad donde usualmente lo hacían. Ahora los están enviado a otros puertos industriales cercanos como el de Marghera, pero algunas compañías como Royal Caribbean o Azamara han decidido alterar sus itinerarios y no parar en Venecia.

Royal Caribbean estará llevando el Rhapsody of the Seas al puerto de Ravenna, a 88 millas al sur de Venecia y muy cercano al principado de San Marino. Azamara Cruises por su parte señaló que estará utilizando el puerto de Trieste.