Alerta con su equipaje



Estar de vacaciones no significa estar libre de percances. Cualquier cosa puede pasar, por lo que es importante prevenir. Pero sin lugar a dudas una de las peores situaciones que podemos enfrentar es, luego de una angustiosa espera ante la correa de equipaje, reconocer que nuestra maleta no llegó. Esto es algo que puede pasar en cualquier aeropuerto del mundo. De hecho, se estima que sobre 200,000 maletas se pierden o son severamente afectadas. Esas pérdidas obligan a las aerolíneas a indemnizar a los clientes por los daños sufridos por sus maletas o reenviar los equipajes extraviados. A pesar de que cada vez hay procesos más tecnológicos el problema continúa pues cada vez los aeropuertos están más congestionados y cada vez se hacen más conexiones apretadas entre vuelos.


Una situación, a la que no se le puede llamar aún tendencia, es la necesidad de viajar ligero de equipaje para evitar los cargos por maletas que imponen las aerolíneas. Pero no piense que los bultos de mano o ‘carry-on’ no se pierden. Tampoco confíe en que estos bultos seguirán viajando gratis. Se sorprenderá. Se estima que alrededor del 90% de las maletas extraviadas por las distintas compañías se devolvieron a sus dueños en un plazo de 48 horas, mientras que el resto de pasajeros sin equipaje tuvo que esperar más tiempo o nunca más vio sus pertenencias. Casi todas las aerolíneas tienen sistemas de código de barras para rastrear el equipaje, pero aún así muchos pasajeros han comenzado a utilizar microchips para el rastreo de sus maletas que pueden seguir desde sus teléfonos inteligentes. Nada puede garantizar que su equipaje facturado se extravíe, pero usted puede tomar ciertas precauciones para minimizar el daño. Tome nota.


  • 1 - Viaje con lo mínimo necesario. No lleve equipaje de más. Aparte de lo incómodo que resulta transportarlo, las aerolíneas le cobrarán por el exceso.

  • 2 - Personalice su equipaje. El 90% de las maletas son “negras y de rueditas”. Si su maleta concuerda en esa descripción haga que sea diferente. Coloque una cinta de color contrastante alrededor de la maleta, o adórnela con algo distintivo y llamativo. Esto le ayudará a identificar su maleta tan pronto la vea en la correa o le permitirá identificar si alguien se la lleva por error. Si está planificando comprar maletas, considere otro color que no sea negro.

  • 3 - Identifique bien su maleta. Existe en el mercado etiquetas de plástico resistente donde puede escribir su información. En caso de que no tenga una de estas etiquetas, utilice las que provee la aerolínea en su mostrador. Por lo general, las maletas tienen un pequeño bolsillo donde puede colocar una tarjeta de negocios. Pero aún así no se confíe. Esas etiquetas, plásticas o de papel, se pueden desaparecer. Coloque una tarjeta con su nombre y dirección en el interior de cada maleta y asegúrela con cinta adhesiva transparente. Muy importante es que junto a esa tarjeta coloque la dirección del hotel donde se estará alojando. Nadie quiere que su maleta perdida la devuelvan a su casa, cuando está comenzando sus vacaciones.

  • 4 - No coloque objetos de valor ni medicamentos, ni documentos, ni fotos irremplazables en la maleta. Siempre lleve esos artículos en su bulto de mano.

  • 5 - Acostumbre llevar un cambio de ropa en su bulto de mano. Esto le será muy útil si se extravía todo lo demás.

  • 6 - Tenga la precaución de tomar una foto de su maleta abierta donde se vea el contenido. Le será de gran ayuda al momento de reclamar.

  • 7 - No se enajene y piense que las maletas únicamente se pierden en los aeropuertos. La maleta se puede perder en cualquier lugar: autobuses, trenes, hoteles.

  • 8 - Considere los servicios de envío de equipaje directo a su hotel. Verifique la posibilidad con su hotel. Tiene un costo, pero le evitará tener que facturar equipaje en el aeropuerto y le economizará el tiempo de esperar que salga por la correa de equipaje.

  • 9 - Si viaja con su pareja, prepare maletas mixtas. Si se pierde una de las maletas, los dos tendrán con que vestirse.

  • 10 - Por último, aunque no menos importante, compre un seguro de viaje que cubra este tipo de incidente.